Hablan los Alumnos de Albañilería
María Ángeles, Héctor, Jesús y Arturo

Como alumnos del taller de empleo del módulo de albañilería, queremos exponer nuestras experiencias y el cómo se ha desarrollado este curso.


En este curso se han aprendido desde el manejo y conocimiento de las herramientas que hemos ido utilizando en nuestros trabajos, hasta el montaje de andamios, el uso de distintos tipos de materiales (cemento, yeso, escayola, baldosa, pladur), etc.


Nos parece mentira que entrando sin tener ni idea, hayamos llevado a cabo una tan buena rehabilitación en fachadas muy deterioradas,

viendo los resultados finales de los trabajos realizados en dichas fachadas (ver fotos).


En estas fachadas que hemos rehabilitado se ha realizado todo el trabajo propio de ellas, desde montaje  de andamios, picado de fachadas, reposición de ladrillo viejo roto o deteriorado, pasando por cambios de cabeceros en ventanas, puertas, y balcones, renovación de aleros de tejados, cambios de bajantes de canales, hasta el acabado final con distintos morteros de color y cal.


Además de todo esto, también hemos realizado trabajos en  el interior del Palacio Episcopal.


Todo ello lo hemos podido realizar, gracias a la dirección y la profesionalidad y saber hacer de nuestro profesor.


Por último, dar gracias al Taller de Empleo de Tarazona Monumental por habernos permitido contribuir a mejorar el aspecto de los barrios históricos de Tarazona.

  A lo comentado por nuestros compañeros, queremos añadir que aparte de haber sido una experiencia enriquecedora en muchos sentidos, desde la convivencia y el trabajo en equipo, hasta el sentido de logro que hemos podido experimentar en el campo de la construcción.


También hemos recibido formación complementaria:


 Todo esto ha supuesto un año de intensa actividad y aprendizaje.


 Ahora que estamos finalizando el taller de empleo, nos queda la satisfacción de haber cumplido los objetivos previstos para este curso.


  También queremos dar las gracias a todas las personas involucradas en el proyecto de las escuelas taller de la fundación Tarazona Monumental.


   Consideramos que sería muy positivo que se pudiese continuar con esta labor en los próximos años.

Miguel,Julio y Héctor M.


La conclusión final de este positivo aprendizaje es descubrir que hemos abierto un nuevo camino en nuestra vida laboral. Saber que somos capaces de  aportar a la arquitectura y estética de nuestro entorno un granito de entusiasmo con el trabajo realizado. ¿Y a nivel  personal?


Soledad- Poder acceder a opciones laborales antes cerradas  a la mujer.


Héctor: A lo comentado en el otro bloque, añadir que es una pena no haber podido realizar el año completo para tener un mejor entendimiento de la albañilería, pues seguramente, le habría sacado mayor provecho al curso.

Nos sentimos orgullosos de haber logrado  el nivel de resultados que quedan patentes en nuestra ciudad.

Soledad y Héctor “El joven”